Elimina hábitos no productivos ¡en un tristras!

Me he dejado el lomo para que mi colega Miguel dejase de fumar los últimos años.
Dos cajetillas diarias se metía entre pecho y espalda.

Y entonces vio un anuncio: “método de acupuntura, deja de fumar en 3 horas”.
Apagó su cigarrillo delante de la clínica y le dijo a su mujer: “este es el último”.
¡Increíble el método! Miguel no ha vuelto a encender uno.

Pablo, otro colega se enteró de la hazaña de Miguel y pensó “yo que sólo fumo unos 4 cigarrillos al día…”
Probó. Mismo método, pero resultados diferentes. Pablo no creyó en dejar de fumar.

No voy a comisión de la clínica ni vendo métodos para dejar de fumar.
Lo que comparto a continuación es una técnica para eliminar hábitos no productivos.
Si eres como Pablo y no crees que funcione, puedes hacer STOP ahora. 

Estás aquí, entonces crees. Pues vamos con una técnica de PNL (Programación NeuroLingüistica) que tiene la firma de Tony Robbins.
Se llama tristras y la describe en su libro “Poder sin límites”.
Para que puedas vivir la técnica, puse en marcha mi particular convertidor texto a vídeo. Aquí tienes el resultado:

Por si te interesa la transcripción del vídeo:

1ª fase: Identifica el comportamiento que quieres cambiar. Para ello te invito a cerrar los ojos, un par de respiraciones profundas y después recupera tu respiración normal. Vete formando una representación interna de dicho comportamiento como si lo estuvieses viendo con sus propios ojos.

2ª fase: Una vez se tengas una imagen clara del comportamiento a cambiar, la guardas en el bolsillo. Ahora crea una imagen de ti mismo tal como sería si el cambio deseado se hubiese realizado ya, y de lo que tal cambio significa para ti. Debe ser de tipo disociado, debes verlo desde la butaca de cine y tu eres el protagonista.

3ª fase: Saca del bolsillo la imagen a cambiar y hazla brillante y grande. Luego, en el rincón de abajo a la derecha de esa imagen, superpón la otra imagen pequeña y oscura, la de cómo quieres llegar a ser. (Como en una vídeo llamada de Whatsapp).

Ahora toma esa imagen pequeña y, en menos de un segundo, aumenta el tamaño y el brillo «chafando» literalmente la imagen del comportamiento a eliminar. Al mismo tiempo, pronuncia la palabra «zumbaaa» con todo el vigor y el entusiasmo que puedas.

Entonces abre un momento los ojos para romper ese estado y vuelve a cerrarlos para repetir otra vez la operación del tris-tras.
Empieza por contemplar en tamaño muy grande lo que quieres cambiar, y luego haz que la figura pequeña crezca y brille y explote con un ¡zumbaaa!
Haz una pausa para recrearte con la experiencia.
Abre los ojos.
Ciérralos. Mira la imagen originaria y cómo quieres cambiarla. Zumba otra vez. Hazlo cinco o seis veces, tan rápido como puedas. Recuerda: la velocidad es fundamental, y también divertirse haciéndolo.

¿Y por qué no lo vas a intentar?
Por cierto, esta técnica la puedes hacer en casa aprovechando el confinamiento…

Si quieres un ejemplo aterrizado de cómo se aplica la técnica puedes hacer clic en el siguiente enlace

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *