Como un acto de bondad crea una reacción en cadena de buen rollo

El otro día llamé a un programa de radio para felicitar el cumpleaños de mi hermana. Por sorpresa, en directo y…para toda España!

Fue toda una experiencia; menudo chute de energía y emoción que se llevó. Y eso no fue todo porque esa emoción se propagó, yo me sentí más vital y los amigos y conocidos que lo escucharon también se contagiaron. Menuda reacción en cadena de buen rollo!

Esta reacción tiene un nombre: experiencia cumbre. Así lo llama Abraham Maslow que fue un psicólogo estadounidense conocido como uno de los fundadores y principales exponentes de la psicología humanista. Basándose en un estudio, concluyó que la experiencia cumbre es ese momento de asombro que hace que las personas que son testigos de actos de bondad se sientan más vitales.

Para los que quieran descubrir más, aquí os dejo un artículo interesante: los beneficios de presenciar actos de bondad

¿Quieres ser testigo una experiencia cumbre? Sólo necesitas 7 minutos. Yo te regalo este acto de bondad en forma de archivo de audio: morning box 16 mayo

Y a ti, ¿qué te impide generar experiencias cumbre?

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *